ATLAS: ¡Descubre este coche eléctrico fabricado en Marruecos!

atlas

He aquí una noticia que seguramente causará revuelo: La empresa anglo-marroquí Atlas E-Mobility está desarrollando un revolucionario. Y eso no es todo: se venderá en África, Europa y Oriente Medio. Te lo contamos todo.

A lo largo de los años, muchos fabricantes se han especializado en coches eléctricos, pero es la primera vez que se lanza un proyecto en suelo africano.

Y con razón: Atlas E-Mobility Group, una empresa de origen marroquí con sede en Londres, pretende revolucionar el mundo del coche eléctrico con su primer vehículo 100% eléctrico fabricado en África.

Atlas: ¿la nueva referencia en vehículos eléctricos de gama alta?

La ambición de Atlas es clara: desarrollar coches eléctricos de gama alta con prestaciones y funciones dignas de los modelos . Al igual que el gigante estadounidense, Atlas tiene previsto crear su propia red de recarga rápida, que se extenderá por todo Marruecos en un futuro próximo.

Atlas apuesta por una estrategia diferente para atraer a futuros usuarios. ¿Su concepto? Ofrecer un vehículo personalizable en función de las necesidades reales del cliente, equipado únicamente con las prestaciones y tecnologías solicitadas. El resultado: vehículos de bajo coste que no descuidan la calidad ni las prestaciones de alta gama.

El primer modelo de Atlas será un SUV eléctrico, del que ya se ha mostrado una ilustración. ¿Cuánto costará? Entre 45.000 y 55.000 euros. Debería competir con el Tesla Model Y, el X1 y el Mercedes EQA. Por el momento, la información sigue siendo provisional, pero ya sabemos que esta pequeña joya debería lanzarse en 2026.

Atlas: un lanzamiento en África, Europa y Oriente Próximo

Atlas E-Mobility tiene un plan de acción claro: desplegar su marca en Marruecos en primer lugar, antes de lanzarse a la conquista de otros mercados de África, Europa e incluso Oriente Próximo.

A lire  Polestar 2 Círculo Ártico: un concepto antes de las auténticas novedades

En el plano económico, Atlas apuesta por un método sencillo pero eficaz: reducir costes gracias a la mano de obra marroquí, un 20% más barata que la producción europea. Si a esto se añade el recurso a proveedores externos reconocidos por la calidad y fiabilidad de sus componentes, ¡ya está!

Atlas no tiene intención de detenerse ahí, y también quiere abogar por una huella de carbono responsable. ¿Cómo lo hacemos? Utilizando energías renovables, que ya representan más de la mitad de la producción marroquí. La guinda del pastel es que los costes de la energía también son más bajos en los países del Magreb, lo que contribuirá al desarrollo de este nuevo fabricante, que lo tiene todo para convertirse en un auténtico orgullo africano.

Rate this post

Publicaciones Similares