Rogelio Francisco Montemayor Morineau, presidente nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, CANACAR REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Rogelio Francisco Montemayor Morineau, presidente nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, CANACAR

Diciembre 2015 / Para enfrentar el reto del constante crecimiento del producto interno bruto de México superior a 4% a partir de 2020 y lo que conlleva de incremento del quehacer industrial y económico, tanto para el mercado interno como de y hacia otras naciones de Europa, América y Asia, el autotransporte de carga mexicano debe actualizar las condiciones de gran parte de la flota camionera, en tanto que los miles de transportistas, sus métodos operativos.

 Movilizar los mayores volúmenes de carga que resultarán de la aceleración económica y en la óptica de que el autotransporte traslada más productos que los modos ferroviario, aéreo y marítimo juntos, obliga a estructurar desde ahora, la reconversión del sector y su integración logística con otras alternativas de movilidad.

 Reciente reporte de HSBC Global Connections Trade Forecast, relativo a las perspectivas económicas de México, pronostica que debido a la diversificación y expansión industrial y el mejoramiento del entorno empresarial, el país elevará su crecimiento del PIB en 4.4% anual en el periodo 2020-2030.

 Esta factible aceleración de la actividad económica de México, refleja las ventajas competitivas de la ubicación territorial de la nación, al puente entre América Latina y Estados Unidos, con amplios vínculos comerciales con Europa y el norte de Asia; adicionando un mercado interior potencialmente grande, reforzado por la mejora constante de las condiciones de negocio en el país, informa el análisis prospectivo del portal especializado en comercio internacional.

Analistas del comportamiento económico de las naciones desarrolladas y emergentes, argumentan que con la aplicación de las reformas estructurales impulsadas por la presente administración, destacando la apertura del sector de energía a capitales privados, tanto nacionales como extranjeros, es probable aumente el índice de crecimiento del país en los próximos años. El PIB per cápita es ya el doble de la media de los países integrantes del grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China), y con esa tendencia de evolución, México será la octava mayor economía del mundo en 2050.

México está listo, afirma el documento, para una aceleración sostenida del creciente tráfico en volumen de mercancías de exportación e importación con América del Norte, intercambio comercial vinculado al aumento constante del PIB, a la par de la mejor y más amplia relación comercial con China e India.

Da por cierto que durante la próxima década de los veintes, Estados Unidos seguirá siendo el mayor socio de negocios, aunque tanto China como India serán otros de nivel importante, aunque con más rápido crecimiento en 2030, reflejo de su rápida industrialización. Establece que la infraestructura de transporte y telecomunicaciones, así como el aumento de la inversión pública desde 2000, ha favorecido la expansión de los bienes y servicios de comercio con la nación vecina, la economía más importante del mundo.

 México es ya el séptimo productor mundial de automóviles, realidad que coloca a la industria del autotransporte en ventaja, al incrementarse los volúmenes de carga nacional; lo anterior también confiere al país, la responsabilidad de modernizar sus empresas y los equipos que deben trasladar desde y hacia plantas armadoras, puertos, estaciones ferroviarias, agencias de distribución, millones de vehículos, autopartes, herramentales y maquinaria para ejecutar procesos productivos.

Los miembros de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, CANACAR, tienen la certeza de que es impostergable la modernización del autotransporte y, paralelamente, la expansión logística y de conectividad de la infraestructura carretera del país, así como de los servicios inherentes.

Se requiere la planeación ordenada, segura, eficiente y competitiva de la infraestructura y la conectividad, en donde todos los modos de transporte converjan y se complementen bajo el concepto integrador del multimodalismo, que permitan escalar al país como plataforma continental de transporte y logística, que agregue valor de competencia, oportunidad y seguridad, a la movilización y traslado de toda clase de mercancías.

Para lo anterior, es condición indispensable que el gobierno federal, el poder legislativo y los gobiernos de los estados, asuman políticas públicas que permitan al sector alcanzar tal esquema de transporte multimodal, profesional y capaz de responder a los retos del crecimiento de nuestra economía.

Para los transportistas de la CANACAR, la profesionalización del sector y la renovación del parque vehicular son requerimientos indispensables que no deben ser diferidos.

La industria cuenta con un segmento demasiado grande de micro y pequeños transportistas que requieren capacitación y financiamiento pero, aún más urgente, es generar las condiciones para que renueven sus camiones y con ello puedan evolucionar hacia el cambio eficiente de formas, de ideas y actitudes, haciendo a un lado así, su obsoleto modelo de negocio.

El eje central de mi propuesta al frente del principal organismo de los empresarios del transporte carretero de carga, es elevar la competitividad del sector. Esa es la prioridad que establecí al tomar la conducción de la CANACAR.

Para ello es necesario trabajar, a efecto de abatir rezagos y pendientes, que no son pocos. Las acciones de mi gestión están encaminadas a aportar, a partir de mi larga experiencia, para la modernización de esta estratégica industria.

Tenemos que apostarle a la innovación y a la tecnología. Adecuarnos a su correcta aplicación para abonar en mejores procesos y con ello beneficiar a las empresas.

Estados Unidos y países de Europa se encuentran en pruebas para iniciar un nuevo camino con un vehículo autónomo que modificará, sin duda, la manera de manejar el negocio del transporte. No sabemos aún si tendrá éxito el experimento, pero de cualquier manera no debemos marginarnos del camino tecnológico que marca el transporte vial.

 El autotransporte constituye el principal medio de traslado de carga en el país, dado que:

  • 56% del volumen total de transporte mercantil es por vía del autotransporte de carga
  • El sector contribuye en la movilización del 59% del comercio internacional
  • 85% de los costos de traslado de mercancías lo absorbe el autotransporte de carga

Gobiernos, legisladores, académicos, empresarios y organismos públicos y privados tenemos la tarea de coordinarnos para eficientar los reglamentos y normas que rigen la operación del autotransporte. Fundamental que las empresas y los empresarios tengan la certeza jurídica que de certidumbre. Igual de relevante son las condiciones de seguridad en las vialidades.

Ejemplo de crecimiento se constata en el auge de la industria automotriz en México, que mantiene estrecha relación de negocios con el autotransporte por ser el principal proveedor de todo tipo de camiones y servicios, con los cuales se respaldan las millonarias inversiones que las principales corporaciones armadoras de vehículos han hecho o realizan en la República Mexicana.

Rogelio Francisco Montemayor Morineau

Presidente Nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga.

Es director de Operaciones de Transportes Mon-Ro.

Ha ocupado los cargos de vicepresidente en el Consejo Nacional y delegado de la CANACAR en Nuevo León.

Es ingeniero mecánico administrador en el Instituto Tecnológico de Monterrey

Posgrado en transporte en la Northwestern University en Illinois, Estados Unidos.

About admin

relacionado!

Jun Narahashi, director general de Isuzu Motors de México REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Jun Narahashi, director general de Isuzu Motors de México

Diciembre 2015 / Isuzu en México celebra su décimo aniversario; pero a pesar de ser …

Deja un comentario