Rafael Kisel, presidente de Volvo México Joint Company y director general de Volvo Buses México REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Rafael Kisel, presidente de Volvo México Joint Company y director general de Volvo Buses México

Diciembre 2015 / Para la corporación Volvo en Suecia, México es un laboratorio de pruebas y como mercado de autobuses de pasaje se encuentra entre los 10 más importantes del mundo, tomando en alta consideración, para los desarrollos que realiza la empresa, al transportista del sector que opera en el país.

Lo anterior es relevante, desde el punto de vista de la tipología, porque en México se tienen condiciones muy demandantes, en razón de la diversidad de la topografía y el ambiente climático.

Desde hace cinco años Volvo Buses prueba toda su plataforma de autobuses aquí, aunque no se vayan a comercializar en México.

Contexto

En transporte urbano y foráneo se viven dos realidades muy distintas en la República Mexicana.

El transporte urbano opera con base en una flota que por lo general es antigüa en todo el país, con vehículos que contaminan excesivamente y no ofrecen seguridad a los usuarios. Tal condición brinda múltiples oportunidades para reconvertir ese entorno.

En las urbes, los pasajeros buscan desplazarse (de manera ágil, segura y con cierta comodidad) al lugar a donde se dirigen. También demandan transporte sustentable, que no haga demasiado ruido y contamine lo menos posible.

En materia de transporte público, fabricantes de vehículos y autoridades debemos identificar cómo podemos entregar a las personas tales requerimientos y satisfactores para su movilidad. El sistema del Metro es de las mejores soluciones; sin embargo no se cuenta con los recursos presupuestales para tender muchos kilómetros de esa propuesta de movilidad.

Una de las opciones que funciona bien es el concepto BRT (Bus Rapid Transit) que se encuentra en etapa incipiente en México. Hay positivos ejemplos de corredores que operan en la capital del país, donde existen cinco y ya vienen el sexto y el séptimo en Reforma. Se tiene además en ciudades como León y Guadalajara, donde el sistema ha mostrado sus bondades y va a crecer a futuro, porque promueve la creación de empresas socialmente responsables.

No obstante, los sistemas fallan cuando no se implementan correctamente. En el momento que no hay la disciplina y sobra la política, el gobierno tiene que hacer su labor para organizar a los “hombres–autobús” para que constituyan empresas que puedan ser sustentables y rentables al contar con amplio abanico de condiciones operativas y financieras para que puedan adquirir vehículos de tecnología actualizada.

Mientras el país no logre constituir un transporte público que atraiga a los automovilistas, que resulte viable en todo sentido, nadie que tenga la posibilidad de usar otro medio de movilización, se va a subir a un microbús. Cualquier persona que pueda adquirir un automotor que cubra sus necesidades personales y de familia (sobre todo ahora, que han crecido las facilidades para adquirir uno), no usará un medio de traslado generalizado.

En tal sentido, el sistema BRT ha mostrado ser el más capaz para cubrir los requerimientos de transportación masiva de personas con relativa baja inversión, brindando servicio de calidad y pudiendo combinarse con líneas alimentadoras, con retícula urbana por la que las personas transiten rápido sin tener que usar su automóvil, de manera segura y confiable.

No obstante ello, la sociedad no debe conformarse con tener cinco troncales de Metrobús en diez años.

Electromovilidad: tecnología prioritaria para las ciudades

Lo importante de la tecnología radica no de qué país viene, sino de que sea la adecuada para la ciudad.

Para mitigar los efectos de la contaminación en las urbes mexicanas de mayor densidad poblacional, la industria del autotransporte de pasaje debe vocacionarse al desarrollo de sistemas que utilicen combustibles alternativos.

Existen dos tecnologías de punta: la que contempla el consumo de gas natural y la electromovilidad.

La convicción de Volvo es que la electromovilidad va a tener mayor aplicación, en razón de que es la tecnología más sustentable, dado que desde la perspectiva ecológica, los ahorros que obtiene un autobús equipado con motor eléctrico en comparación con uno con tren a gas, son mayores, sobre todo cuando la “electromovilidad” se cumple en sus tres entornos: híbrido eléctrico, híbrido y eléctrico.

Volvo Buses cuenta con estudios que muestran que la energía que se gasta en mover un autobús articulado híbrido–eléctrico, es la mitad respecto a la que consume un autobús a gas en las mismas condiciones.

Reducir a la mitad el uso de energía minimiza inmediatamente los efectos de contaminación al ambiente.

El control de la contaminación por generar energía eléctrica se tiene en las plantas donde se produce: hidroeléctricas, geotérmicas, nucleares, a diesel, a gas y ya en donde esta se consume, el transporte urbano como ejemplo, no requiere de supervisión ecológica. A diferencia de las unidades a gas o de uso de combustibles fósiles, donde cada vehículo tiene que ser monitoreado para que no exceda el nivel de emisiones. En razón de ello, especialistas en sustentabilidad comparten la opinión favorable hacia la electromovilidad.

Lo anterior porque, además, el costo de la infraestructura para tomar la energía es factor que favorece las aplicaciones eléctricas en el servicio de transportación vehicular.

Recargar electricidad se puede hacer en cualquier parte, mientras que, por ejemplo, en la ciudad de México sólo existen dos estaciones de abasto de gas natural.

En esa perspectiva, para los próximos lustros los autobuses a diesel serán también cada vez menos. La tecnología de gas natural en los transportes de pasaje se percibe de salida.

Volvo colabora en el concepto de electromovilidad con más de diez ciudades en el mundo –México entre ellas–, razón por la cual tiene en operación una flota considerable de autobuses eléctricos en diferentes versiones.

En Gotemburgo, Suecia una línea de transporte urbana opera autobuses 100% eléctricos. También hay ejemplo de ello en Bogotá, Brasil y en varios países de Europa como Hamburgo, Budapest y Barcelona

También en China hay en operación autobuses eléctricos

En México Volvo suscribió acuerdo de cooperación y ejecuta proyectos como la línea 7 del Metrobús Reforma y la línea 4 para convertirla al uso de autobuses eléctrico híbridos.

Para los corredores “cero emisiones”, el gobierno de la ciudad de México cuenta con una flota antigua de trolebuses, pero la autoridad está interesada en continuar con esta estrategia, de tal manera que un autobús 100% eléctrico podría ser la solución para este tipo de vialidades.

Autobús 9800: innovaciones a favor de pasajeros y conductores

En el segmento de los autobuses foráneos, en el país operan empresas transportistas profesionales y con experiencia que han optimizado su actividad y desempeño desde hace varios años.

En ese rubro Volvo trabaja con ellas en la búsqueda de hacer decrecer el costo de operación, así como en el de mantenimiento de los autobuses.

Al respecto, Volvo puede aportar mucho a los empresarios medianos y pequeños, particularmente en lo referente a mejorar el consumo de combustible por la vía de especificar adecuadamente los autobuses, su mantenimiento y en la capacitación de conductores.

En los productos Volvo de nueva generación como el 9800, el confort de los pasajeros y del propio conductor está resuelto, en razón de que los ingenieros y técnicos de la empresa procuran que el operador tenga adecuada asistencia de seguridad y cómodo ambiente de trabajo.

En competencia con las líneas aéreas que cubren rutas de bajo costo, en el segmento de los 500 kilómetros en promedio, las empresas de pasaje foráneo buscan brindar mayor confort a los pasajeros, tomando en cuenta el tiempo total de traslado, desde que la persona sale de su casa o trabajo y se dirige al aeropuerto, las horas que tiene que permanecer previo y durante el lapso del vuelo, así como el desplazamiento de ese otra terminal a su destino.

Lo anterior aunado a que la disponibilidad de vuelos no tiene la frecuencia de las líneas de autobuses.

Para competir con el avión, es necesario brindar eficiente servicio y dar al pasajero todas las amenidades que necesita. Los autobuses Volvo para largos recorridos, cuentan con los dispositivos para hacer confortable el trayecto a las personas.

En itinerarios de distancias cortas y medianas, la tipología del autobús varía, en torno a lo cual Volvo cuenta con amplia oferta de autobuses, sobre todo ahora que se ha abierto a comercializar chasises y plataformas, con lo cual incrementa las posibilidades para cubrir los requerimientos de cualquier segmento del mercado.

Lo anterior, a partir de que la empresa ha logrado revalorar y diversificar su oferta vehicular, con lo cual ya participa en todos los segmentos tras haber iniciado la comercialización de sus plataformas para adaptar carrocerías independientes.

La planta de la firma localizada en Tultitlán, Estado de México, ha recibido inversiones para modernizarla, dotarla de herramentales, equipo y maquinaria de alta tecnología, buscando además que el personal sea flexible y se convierta con multihabilidades.

La factoría cuenta con amplio programa de capacitación para su personal, así como a la red de distribuidoras, a efecto de atender adecuadamente las necesidades de los clientes.

A partir de que Volvo Group está organizado y cuenta con centros de experiencia, donde el de México está enfocado al diseño de carrocerías, para el desarrollo del autobús 9800, ingenieros de diferentes países hicieron aportaciones.

Resultado de lo anterior y por el hecho de que el diseño de los autobuses de la marca es globalizado, una parte del vehículo se hizo en México, otra en Suecia o en Brasil.

Por tal razón se realizaron múltiples clínicas con clientes, a efecto de entender el mercado mexicano, la información obtenida fue distribuida a todos los participantes del diseño.

La ingeniería en México ha evolucionado porque se dispone de robots, scanner y otros equipos para diseñar y producir los mejores autobuses.

Volvo Buses cuenta con 48 puntos de atención en la República Mexicana, mismos que tienen garantizado el inventario de refacciones soportado en el almacén con que cuenta la firma en Toluca con más de 20 millones de dólares en partes, las cuales pueden ser entregadas en cuestión de horas en todo el territorio nacional.

En apalancamiento crediticio para las distribuidoras y para el cliente final, Volvo Financial Services México oferta programas de financiamiento especiales para cada comprador.

Para los flotilleros, Volvo Logistic Services constituye un acervo disponible para conformar prestadores de servicios multifactoriales de carácter nacional e internacional.

Proveedores nacionales promoción de Volvo en México

Volvo cuenta con 250 proveedores mexicanos, de los cuales 65% son Pymes, a los que se compra mensualmente cerca de 32 millones de dólares, sobre todo materias primas y productos manufacturados.

La empresa forma parte del Programa de Financiamiento a las Cadenas de Suministro que, junto con Bancomext y la plataforma de eFactor Network, permitieron que 38 compañías proveedoras de equipo original fueran seleccionados para participar desde el inicio de este proyecto.

Con el lanzamiento de nuestro nuevo autobús, el 9800, van a ver innovaciones en el consumo de combustible. Los pasajeros quieren viajar en autobuses seguros y en Volvo nos hemos distinguido siempre por tener transportes con la seguridad como valor fundamental. En la nueva línea de productos hay dispositivos para incrementar la seguridad de pasajeros y conductores.

Como fabricantes tenemos que coadyuvar con los gobiernos en reconvertir esa realidad del transporte de pasaje urbano, en ofrecer los productos y tecnologías que se necesitan para diversas ciudades y que ya son funcionales en otras metrópolis. Ofrecer tecnología, sistemas periféricos y financiamiento atractivo a los transportistas.

Rafael Kisel

Presidente de Volvo México Joint Company y director general de Volvo Buses México.

Anteriormente estuvo a cargo de la dirección de Planeación Estratégica.

Durante 23 años ha colaborado en la empresa de Tultitlán en áreas de proceso, adquisiciones, posventa y logística.

Es egresado del Israel Institute of Technology.

About admin

relacionado!

Renato Villalpando Rivera, director general de Kenworth Mexicana REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Renato Villalpando Rivera, director general de Kenworth Mexicana

Diciembre 2015 / El autotransporte de carga en México traslada 55% de todas las mercancías, …

Deja un comentario