Óscar Raúl Albin Santos Guajardo, presidente ejecutivo de Industria Nacional de Autopartes, INA REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Óscar Raúl Albin Santos Guajardo, presidente ejecutivo de Industria Nacional de Autopartes, INA

Diciembre 2015 / La industria automotriz vive tiempos que nunca imaginamos íbamos a constatar.

Hace sesenta años se promulgó el decreto automotriz que buscaba desarrollar la industria de manufactura y ensamble de automóviles y autopartes. Hace más de dos décadas, con la firma del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), se impulsó a este sector que en aquél entonces nadie vislumbraba la manera de como iba a transformarse veinte años después.

¿Qué tenemos hoy?

México está posicionado como el cuarto exportador y el séptimo productor de vehículos, previéndose que en cinco años, seguramente ocupará el quinto lugar como fabricante global.

 En lo que respecta a las autopartes, la posición del país también es relevante, ya que actualmente, con 85 mil millones de pesos exportados, es el sexto en importancia en el mundo y para 2020 seguramente estará ubicado en el cuarto sitio a nivel internacional, superado solamente por China, Estados Unidos y Japón.

Los aquí contenidos, son datos exitosos para México y para quienes trabajamos en la industria; pero como todo en esta vida, siempre hay claroscuros que debemos superar.

¿Cuáles son esos claroscuros?

Mercado interno

Es claro que la industria terminal del mundo llega a México con el objetivo de aprovechar el mercado que representa la región del TLCAN, cuyas ventas no corresponden a la dimensión territorial ni poblacional del país.

Hoy en día, el país tiene un volumen de venta de 1.1 millones de vehículos y si se considera que de acuerdo al estudio elaborado por la empresa consultora AT Kearney y de la propia Secretaría de Economía, el potencial del mercado interno es de 1.7 millones, se tiene déficit de demanda de 600,000 automotores nuevos cada año; pero para que se logre ese rango, debe establecerse adecuada regulación a la importación de unidades usadas, al tiempo que se hace más accesible el crédito automotriz a un mayor sector de la población, tomando en cuenta que 600,000 automóviles y vehículos comerciales ligeros nuevos, representa el equivalente a la capacidad productiva de tres o cuatro plantas armadoras.

Fortalecimiento de la cadena de suministro, otro pendiente

 Actualmente se importan a México un total de 40 mil millones de dólares de autopartes y componentes. Donde entre 60 a 70% de los insumos de los fabricantes Tier 1, provienen de diferentes países.

 Hace veinte años, con la entrada en vigor del TLCAN y la estrategia de fabricación en México, la industria terminal trajo a sus “Tier 1”; desafortunadamente pocas de ellas replicaron la estrategia de desarrollar a sus Tier 2 y 3, aunque tampoco se generó una planeación por parte de entidades del gobierno federal, ni los organismos a ese nivel, así como tampoco del sector privado para realizarla.

Hoy, con el apoyo de los OEM’s y de la Secretaría de Economía, se llevan a cabo esfuerzos para resolver este déficit y disminuir esa gran importación de insumos.

 Desarrollo de talento humano, otro cuestionamiento

En México tenemos la suerte de que el bono demográfico nos ayuda a que exista elevado número de estudiantes de ingeniería, de tal manera que casi la cuarta parte de los universitarios del país cursan carreras en ese perfil. El problema es que por su limitada capacidad, resulta necesario realizar post-educación en las fábricas, tanto de automóviles como de autopartes.

Para la solución del problema, la Secretaría de Hacienda, a través del Consejo Nacional de Productividad (CNP), convoca a los actores involucrados como lo son la Secretaría de Educación Pública, el Conalep, UNAM, IPN y otras instituciones académicas, además de la industria terminal y la de autopartes, para diseñar la solución al problema.

Estos son los principales claroscuros a los que se enfrentan actualmente la industria y el comercio automotrices, que mediante el esfuerzo coordinado de todos los actores del gremio, debemos y sabremos solventar para amplificar la experiencia y vocación del país como plataforma de calidad, tecnología y volúmenes en la producción, buscando también la de diseño de automóviles, camiones, autobuses y autopartes.

En el seno de INA, colaboramos con nuestro mejor esfuerzo y voluntad de eliminar los focos rojos de la industria automotriz mexicana, bajo la convicción de que podemos ser parte importante de las soluciones.

Hay claroscuros que debemos observar, estudiar y resolver. En el pasado, países como Corea del Sur lograron superar los obstáculos para hoy tener una industria tecnológica de primer nivel mundial.

Industria de autopartes en México:

  • 85 mil millones de pesos anuales exportados
  • 6ª. potencia exportadora mundial.

Para consolidar el futuro de la industria de autopartes establecida en el país deben atenderse tres factores:

1 Crecer a mayor ritmo que el de la industria terminal; más del 8% en promedio

que lo ha hecho en los últimos ocho años.

2 Impulsar el paso de más empresas mexicanas al nivel Tier 1.

3 Cubrir la demanda de productos provenientes de proveedores Tier 2 y 3.

En México existe oportunidad de 65,000 millones USD para los fabricantes de autopartes

En 2014, según INA, el valor de la producción de autopartes creció 5.3% respecto a 2013.

Se estima que en México operan entre 1,200 y 1,500 empresas proveedoras de autopartes a niveles Tier 1, 2 y 3.

Casi una cuarta parte de los universitarios del país están dentro de las ingenierías y esto es fabuloso. Lo problemático radica en que estos ingenieros recién egresados no alcanzan el mínimo de capacidad requerida para trabajar en la industria automotriz.

Óscar Raúl Albin Santos Guajardo

 Presidente ejecutivo de Industria Nacional de Autopartes–INA A. C.

 Ocupó la Dirección de Abastecimientos de la empresa de refrigeración Bohn en México.

 1982; ingresa a la industria automotriz. Ha colaborado en las áreas de compras de Volkswagen de México, Chrysler de México y Mercedes-Benz España.

 Es ingeniero mecánico del Tecnológico de Monterrey, con maestría en energías renovables.

Óscar Raúl Albin Santos Guajardo, presidente ejecutivo de Industria Nacional de Autopartes, INA REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

About admin

relacionado!

Jun Narahashi, director general de Isuzu Motors de México REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Jun Narahashi, director general de Isuzu Motors de México

Diciembre 2015 / Isuzu en México celebra su décimo aniversario; pero a pesar de ser …

Deja un comentario