Airton Cousseau, presidente y director general de Nissan Mexicana REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Airton Cousseau, presidente y director general de Nissan Mexicana

Diciembre 2015 / Pocas industrias tienen impacto tan evidente en la vida de las personas como la automotriz. Hoy, gran parte de la humanidad se desplaza sobre ruedas para realizar sus actividades cotidianas. En México, lo anterior es verdad absoluta, considerando el papel estratégico que por años ha tenido en términos de empleo, inversión, liderazgo manufacturero y movilidad, cada vez con mayor seguridad y precios más accesibles.

El sector tiene efecto multiplicador más allá del impacto económico. Un auto cero kilómetros cambia de manera radical la versatilidad, confort y conveniencia en el transporte para millones de familias, al tiempo que también es herramienta de trabajo y fuente de sustento para cientos de miles de personas.

Nissan reconoce el papel que sus vehículos juegan en la vida de las personas; por eso es que su misión, desde el inicio de sus operaciones, ha sido enriquecer el estatus de la gente. En México la empresa acumula un historial de más de 50 años de compromiso, confianza y pasión por el trabajo bien hecho, periodo durante el cual, los mexicanos le han dado su voto de confianza, ganado con elementos distintivos de calidad, durabilidad y confiabilidad, manteniéndola por más de seis años, como la armadora líder del mercado local.

Lo anterior posibilitado por el trabajo conjunto de un equipo de más de 14,500 colaboradores en el país, distribuidos en tres plantas de manufactura, dos de ellas en Aguascalientes y una en el estado de Morelos –caracterizada esta última por ser la primer factoría de Nissan fuera de Japón– además del Centro de Investigación y Desarrollo en Toluca, el Centro de Pruebas en Manzanillo y la sede corporativa y administrativa en la ciudad de México.

Del éxito que Nissan tiene actualmente en la nación mexicana y su operación, paradigma de la compañía a nivel global, es menester explicar las decisiones estratégicas de los últimos años.

El repunte inició en 2008, año particularmente difícil para la industria. Mientras que las empresas competidoras trataban de reaccionar al complicado contexto económico, Nissan se fortalecía gracias a una estrategia basada en cuatro factores:

  • Productos innovadores y con óptimos estándares de calidad.
  • Moderna y eficiente red de distribuidoras en sitios estratégicos.
  • Oferta de financiamiento único por parte de Credi Nissan.
  • Competitivos programas de posventa.

Las sinergias han dado como fruto, sostenido crecimiento, enfocado en enriquecer la vida de las personas y trabajar diariamente en apoyarlas para alcanzar su derecho a adquirir, a precio justo, un vehículo de calidad, confiable y duradero; al tiempo que integre recientes innovaciones tecnológicas, el confort y espacio interior adecuados, así como mantenimiento preventivo o correctivo de primer nivel.

Detrás de cada Nissan existe una historia fascinante: arranca en el concepto, luego es validado por los ingenieros de diseño en Toluca, responsables de asegurar que todos los vehículos cumplan con los estándares de costo, calidad y proceso estandarizado desde la fase de desarrollo hasta las pruebas en pista y laboratorio, con el objetivo de complementar los parámetros de durabilidad y confiabilidad establecidos.

Del papel y el lápiz digitales, se pasa a la producción, donde el equipo de Monozukurri y el de mayor trayectoria después del originario en Japón, ha demostrado plena capacidad bajo el liderazgo de Armando Ávila Moreno, vicepresidente de manufactura.

Al cierre del 2014 Nissan Mexicana reportó récord de producción con más de 805 mil vehículos, incremento de casi 19% en comparación con el año anterior, acercándose a la meta de mediano plazo de un millón de unidades.

El 67% de esa producción (538,971 unidades) se envió a otros países, colocando a Nissan Mexicana como la mayor plataforma de embarque de la compañía a nivel global.

Lo anterior porque la ubicación estratégica de México ofrece condiciones ideales para enviar a Norteamérica, países de Sudamérica, Asia o Europa, los vehículos de la marca que aquí se producen, en apego a esquemas consistentes de competitividad y con logística probada para accesar a los mercados más importantes del mundo.

Para aprovechar tales ventajas, se creó el Centro de Distribución Vehicular en Aguascalientes, que concentra la exportación de automotores y de partes a un centenar de países.

Los procesos de manufactura en las factorías son efectivos, en razón de la aportación de la cadena de suministro. Constituyen modelo del efecto multiplicador del empleo en la industria automotriz, ya que cada puesto laboral directo en la planta terminal, genera alrededor de ocho plazas en los sectores conexos.

Como parte de lo anterior, el proceso de distribución tiene como responsabilidad la entrega en tiempo y forma, de vehículos de alta calidad al cliente; con base en ello, la empresa concluyó 2014 con 25.7% de participación de mercado y facturación acumulada de 291,729 unidades, incremento de 10.7% en comparación con 2013. Bajo la conducción de Mayra González, vicepresidenta de ventas y mercadotecnia, se ha establecido tal registro, sin comparación a nivel industria, mismo que la organización está confiada habrá de superar en 2015.

Lo anterior refleja la importancia de la red de distribuidoras, integrada por más de 230 puntos de venta, cubriendo 98% del territorio nacional, al igual que la financiera Credi Nissan, que tras once años se ha posicionado como la institución más importante de México en su especialidad, luego que en 2014 registró 136,244 nuevos contratos, equivalente a 47% de la facturación.

La experiencia Nissan no termina en la compra, pues todo el personal de la organización da seguimiento a los servicios de postventa, a través de los cuales se busca, además de lograr clientes satisfechos, seducirlos por la marca y disponerlos a establecer una relación de largo plazo.

Para quienes trabajamos en Nissan, la premisa no es entregar un bien o servicio y recibir dinero a cambio; tiene un significado más profundo: la simbiosis con el cliente.

En cada guantera de un vehículo producido por Nissan, se alberga un pedazo del corazón de nuestro equipo: desde aquél trabajador de la línea de producción hasta el tozudo representante de ventas, pasando por cada uno de los miembros que conforman nuestra gran familia.

Mi obligación desde Nissan y hacia nuestros clientes es y siempre será, escuchar sus necesidades, atenderlos con servicios de excelencia con la finalidad de hacer realidad sus sueños.

En Nissan no creemos en el futuro… lo creamos.

Compra anualizada a empresas de la base proveedora, 6,700 millones de dólares.

Proyección para 2017: 7,200 millones de dólares.

La base de suministro está integrada por 46 proveedores nacionales y 240 extranjeros, lo que permite afirmar que aproximadamente 60% de las partes de los vehículos que produce Nissan Mexicana es de origen nacional.

Hitos de Nissan Mexicana en 2015:

10 millones de vehículos producidos.

 5 millones de automóviles y camionetas exportadas.

Acumula 78 meses consecutivos en el primer lugar de ventas a nivel nacional.

Reporta 23.6% de participación de mercado.

Airton Cousseau

 Presidente y director general de Nissan Mexicana.

Ocupó antes la vicepresidencia regional de ventas en la organización. Ha participado en actividades de importaciones, exportaciones, mercadotecnia y desarrollo de la red de distribuidores.

Tiene más de 20 años de experiencia en puestos directivos de la industria automotriz en el ámbito internacional.

En Brasil, su país natal, fue director ejecutivo de Hyundai Motor y antes colaboró en General Motors en Brasil y en Estados Unidos.

About admin

relacionado!

Renato Villalpando Rivera, director general de Kenworth Mexicana REVISTA AUTO MOTORES INFORMA

Renato Villalpando Rivera, director general de Kenworth Mexicana

Diciembre 2015 / El autotransporte de carga en México traslada 55% de todas las mercancías, …

Deja un comentario